Tienda Meditaciones Familiares
Tienda Meditaciones Familiares

Más de 100 Meditaciones Familiares online

Elige 2, 4 o 7 meditaciones

Programa Las Raíces 2 Meditaciones + extras
Programa El Tronco 4 Meditaciones + extras
Programa El Árbol 6 Meditaciones + 1 regalo + extras

 

FILTRA por categorías para hacer fácil la búsqueda
LEE la descripción de cada meditación
ELIGE siguiendo tu intuición
CREA tu pack y completa la compra

NombreDescripciónCategoríasResumenComprarhf:categories
Aborto espontáneo (antres tres meses)

Has tenido un aborto espontáneo estando en pareja, antes de los tres meses de embarazo. Hay una tendencia a olvidar y esconder este tipo de hechos. Es esencial mirar y reconocer a este hijo no nacido para evitar posibles malestares en tu vida. La meditación da espacio para reconocer a esta alma, asumir la pérdida y darle un buen lugar en tu corazón.
Duración: Mujer,25′ / Hombre,23′

Reconocer al hijo

el-aborto
Aborto espontáneo (después tres meses)

Has tenido un aborto espontáneo tú o tu pareja, siendo el embarazo de más de tres meses. Esta es una de las experiencias más dolorosas que puede vivir una pareja. Mirar a este hijo, darle un buen lugar en tu corazón y dejarlo ir son las claves para volver a ir hacia la vida con fuerzas. Este es uno de los ángeles más bellos que te acompañan.
Duración: Mujer,25′ / Hombre,26′

Transitar el dolor

el-aborto
Aborto espontáneo (sin pareja)

Has tenido un aborto espontáneo estando sin pareja. Hay una tendencia a olvidar y esconder este tipo de hechos. Es esencial mirar y reconocer a este hijo no nacido para evitar posibles malestares en tu vida. La meditación da espacio para reconocer a esta alma, asumir la pérdida y darle un buen lugar en tu corazón.
Duración: 23′

Reconocer al hijo

el-aborto
Aborto provocado (con pareja)

Has tenido un aborto con tu pareja y todavía estáis juntos. Hay una tendencia a olvidar y esconder este tipo de hechos. Es esencial mirar y reconocer a este hijo no nacido y asumir la responsabilidad para evitar posibles malestares en tu vida. La meditación da espacio para reconocer a esta alma y darle un buen lugar en tu corazón.
Duración: Mujer,29′ / Hombre,27′

Reconocer al hijo

el-aborto
Aborto provocado (sin pareja)

Tuviste un aborto con una pareja hace tiempo y ahora ya no sois pareja. Quizás ni fuiste pareja nunca con esa persona. Hay una tendencia a olvidar y esconder este tipo de hechos. Es esencial mirar y reconocer a este hijo no nacido y asumir la responsabilidad para evitar malestares en tu vida. La meditación da espacio para reconocer a esta alma y darle un buen lugar en tu corazón.
Duración: Mujer,26′ / Hombre,24′

Reconocer al hijo

el-aborto
Búsqueda de embarazo

Estás en una relación de pareja y no conseguís tener un embarazo. En esta meditación podrás explorar tus implicaciones sistémicas que te impiden conseguir tu propósito. Si no consigues un embarazo significa que algo de ti rechaza esta opción. Mirar lo que fue difícil en la familia o donde hubo dolor es la manera para soltar cargas del pasado y abrirte a recibir una nueva vida. La meditación también pone el foco en la unión de la pareja.
Duración: Mujer,34′ / Hombre,34′

Decir sí a la vida

los-hijos
Competencia por los hijos

Tienes un hijo/s y sientes que con tu pareja a veces competís por ser el mejor delante del hijo. Cada miembro de la pareja ocupa un lugar distinto y por lo tanto lo que aportan al hijo es distinto. No pueden equipararse, o sea no tiene sentido competir. Ser el mejor papá o mamá del mundo no sólo no es posible sino que tiene consecuencias para el hijo. La meditación te encamina a buscar en tu pasado el origen de estos sentimientos y así mejorar tu relación con tu hijo y pareja.
Duración: 37′

Tomar a los padres

la-pareja
Dificultad en una separación

Tienes dificultades para completar el proceso de divorcio o separación con tu expareja. Hay muchas maneras para evitar sentir el gran dolor que genera una ruptura y para no tomar la responsabilidad correspondiente en una separación. La meditación te ayuda a asumir tu parte y a soltar. De lo contrario puedes estar atrapado en esta expareja por muchos años. Imprescindible de hacer cuando hay hijos de por medio.
Duración: Con hijos,35′ / Sin hijos,31′

Aceptar el dolor

exparejas
El padre amigo

Desde que tú eras niña/o, tu padre se ha ido haciendo amigo tuyo. No está en el lugar de padre, sino de compañero. A menudo te usa como confidente y de una forma sutil te manipula para conseguir lo que quiere. Te ves obligado a seguirle el juego, sino se enfada. No puedes cambiar a tu padre, pero sí que puedes aceptarlo y poner límites. La meditación te encamina para liberar emociones reprimidas y acercarte a tu padre desde un nuevo lugar.
Duración: Mujer,32′ / Hombre,38′

Aceptar al padre

el-padre
El padre ausente emocionalmente

Cuando tú eras niña/o, tu padre era poco cariñoso o frío, no sabía expresar afecto. Si sientes que tu padre también era, por ejemplo, autoritario, elige aquello que más destacaba. No puedes cambiar el pasado, pero sí que puedes comprender qué sucedió para que tu padre fuese como era, y aceptar y soltar el dolor para abrirte al amor. La meditación te invita a ir hacia el padre para ponerlo en tu corazón.
Duración: Mujer,40′ / Hombre,39′

Tomar al padre

el-padre
El padre ausente físicamente

Cuando tú eras niña/o, tu padre se ausentó durante un tiempo de casa, o le veías poco, o se marchó definitivamente. No puedes cambiar el pasado y tampoco se recupera el tiempo perdido, pero sí que puedes aceptar, soltar el dolor y comprender qué sucedió para que tu padre no pudiese quedarse. Esta meditación te encamina a reducir la distancia con tu padre y restaurar el vínculo amoroso.
Duración: Mujer,38′ / Hombre,38′

Restaurar el vínculo

el-padre
El padre autoritario

Cuando tú eras niña/o tu padre era un hombre autoritario, rígido o exigente. Son padres fuertes, bastante grandes y que ocupan mucho espacio. Padres directivos. No puedes cambiar a tu padre, pero sí que puedes aceptarlo y soltar el enfado. La meditación te encamina para liberar emociones reprimidas y acercarte a tu padre desde un nuevo lugar.
Duración: Mujer,39′ / Hombre,39′

Aceptar al padre

el-padre
El padre enfermo

Cuando tú eras niña/o durante un período tu padre sufrió una enfermedad física o mental que le impedía hacer sus tareas. Pasaba ratos en la cama, o ausente física o emocionalmente. A veces solo estuvo enfermo un tiempo puntual, pero fue un hecho de peso que afectó a toda la familia. La meditación te encamina para acercarte a tu madre desde un nuevo lugar.
Duración: Mujer,39′ / Hombre,40′

Respetar al padre

el-padre
El padre fallecido en tu edad adulta

Tu padre ha fallecido recientemente, siendo tú bastante joven o cuando ya eres una persona adulta. Si tu padre falleció pronto, a menudo no ha habido tiempo para reconciliarse con él y expresar el amor. Parece que algo quedó a medias. Esta meditación da un espacio para el reencuentro y la reconciliación.
Duración: Mujer,30′ / Hombre,29′

Tomar al padre

el-padre
El padre fallecido en tu edad infantil

Cuando tú eras niña/o u adolescente tu padre falleció tempranamente. Encontrar al padre real, reconocerlo y ver que vive dentro de ti son algunas de las claves de esta meditación. Recibe el amor y la fuerza de tu padre para impulsarte hacia la vida. Una meditación muy cuidada. Además tendrás espacio para ver a tus padres juntos.
Duración: Mujer,33′ / Hombre,34′

Tomar al padre

el-padre
El padre infantil

Cuando tú eras niña/o, tu padre era un hombre infantil o muy protector. Este padre a veces parece pequeño y trata siempre a sus hijos como niños. Estos padres viven para sus hijos. Son invasivos. A veces también pueden ser obsesivos o dubitativos. No puedes cambiar a tu padre, pero sí que puedes aceptarlo y poner límites. La meditación te encamina para liberar emociones reprimidas y acercarte a tu padre desde un nuevo lugar.
Duración: Mujer,32′ / Hombre,39′

Aceptar al padre

el-padre
El padre sano

Esta meditación es únicamente para personas que ya han hecho un trabajo terapéutico con el padre y se sienten completamente a gusto y reconciliados con él. En este caso, puedes dar un paso más y hacer esta meditación muy amorosa para abrazar a tu padre en toda su grandeza. Y sentir como te llena de fuerza y te impulsa hacia la vida.
Duración: Mujer,26′ / Hombre,26′

Llenarte de padre

el-padre
El padre violento

Cuando tú eras niña/o tu padre era un hombre que ejercía violencia contigo o con toda la familia, ya fuese a nivel psicológico y/o físico. A menudo, el abuso no tiene reparación posible. El abusador debe de cargar con la culpa. Dejar atrás el pasado y el lugar de víctima es la única manera para liberarse y crecer. La meditación te encamina para mirar a tu padre, soltar el dolor y avanzar con fuerzas hacia la vida.
Duración: Mujer,36′ / Hombre,35′

Aceptar al padre

el-padre
Eres una madre/padre soltero que adoptó

Eres una mujer/ hombre que has adoptado un hijo. No importa que haya sido recientemente o hace muchos años. A menudo los padres adoptivos rechazan a los padres biológicos. Reconocer al hijo adoptivo es verlo con todo, con sus raíces y también ver e incluir a sus padres biológicos. La meditación permite poner en orden los dos sistemas familiares y devolver al hijo adoptado toda la dignidad.
Duración: Mujer,22′ / Hombre,22′

Incluir los orígenes

la-adopcion
Hijo que no es como tú esperabas

Tienes un hijo que a veces te descontenta o le miras y no le comprendes muy bien. Existe la extraña idea de que los hijos tienen que ser como uno quiere, aunque en la realidad a menudo los hijos son exactamente lo opuesto a lo esperado. Qué hermoso atreverse a aceptar que tú hijo no es como tú querías. La meditación te encamina para comprender que el rechazo que sientes tiene un origen sistémico. Sanar tu pasado te ayuda a mejorar la relación con tu hijo.
Duración: Padres Juntos,30′ / Padres Separados,32′

Aceptar al hijo

los-hijos
Hijos adultos que se marchan de casa

Tienes un hijo/s adulto que se va de casa o se ha marchado hace pocos meses. Esta experiencia se conoce con el nombre del “nido vacío”, los hijos se van de casa y de repente tienes mucho más espacio y tiempo que antes. Además, volvéis a ser dos con tu pareja, en el caso de que tengas. La meditación da espacio para completar el movimiento de soltar a los hijos y mirar a la pareja.
Duración: Padres Juntos,22′ / Padres Separados,20′

Soltar a los hijos

los-hijos
Hijos con (dis)capacidades

Tienes un hijo con una (dis)capacidad, es diferente. A menudo estas diferencias son difíciles de llevar para los padres. Esta meditación te propone reconectar con tu pareja y mirar a tu hijo con amor. Fortaleciendo el vínculo, la aceptación y el amor entre todos los miembros de la familia. Esta meditación no es para buscar el origen sistémico de estas diferencias. Para ello, elige “Hijos que no son como tú esperabas”.
Duración: Padres Juntos,32′ / Padres Separados,32′

Fortalecer el vínculo

los-hijos
Hijos con dificultades de carácter

Tienes un hijo que se comporta de una manera difícil. En los hijos se manifiestan todos los asuntos pendientes que tú tengas del pasado. Esto es un hecho. La meditación te permite mirar en tu árbol genealógico para ampliar la visión sobre tus sentimientos y el comportamiento de tu hijo. Una vez más, sanar tu pasado te ayuda a mejorar la relación con tu hijo.
Duración: Padres Juntos,36′ / Padres Separados,35′

Aceptar un dolor

los-hijos
Hijos especiales

Tienes un hijo que es especial, es diferente. Muchos niños tienen peculiaridades, a veces difíciles de llevar para los padres. Esta meditación te propone reconectar con tu pareja y mirar a tu hijo con amor. Fortaleciendo el vínculo, la aceptación y el amor entre todos los miembros de la familia. Esta meditación no es para buscar el origen sistémico de estas diferencias. Para ello, elige “Hijos que no son como tú esperabas”.
Duración: Padres Juntos,29′ / Padres Separados,29′

Fortalecer el vínculo

los-hijos
La madre amiga

Desde que tú eras niña/o, tu madre se ha ido haciendo amiga tuya. No está en el lugar de madre, sino de compañera. A menudo te usa como confidente y de una forma sutil te manipula para conseguir lo que ella quiere. Te ves obligado a seguirle el juego, sino se enfada. No puedes cambiar a tu madre, pero sí que puedes aceptarla y poner límites. La meditación te encamina para liberar emociones reprimidas y acercarte a tu madre desde un nuevo lugar.
Duración: Mujer,35′ / Hombre,29′

Aceptar a la madre

la-madre
La madre ausente emocionalmente

Cuando tú eras niña/o, tu madre era poco cariñosa o fría, no sabía expresar afecto. Si sientes que tu madre también era, por ejemplo, autoritaria, elige aquello que más destacaba. No puedes cambiar el pasado, pero sí que puedes comprender qué sucedió para que tu madre fuese como era, y aceptar y soltar el dolor para abrirte al amor. Esta meditación te invita a ir hacia la madre para abrazarla en tu corazón.
Duración: Mujer,39′ / Hombre, 39′

Tomar a la madre

la-madre
La madre ausente físicamente

Cuando tú eras niña/o, tu madre se ausentó durante un tiempo de casa o la veías poco porque vivías con otros familiares. No puedes cambiar el pasado y tampoco se recupera el tiempo perdido, pero sí que puedes aceptar, soltar el dolor y comprender qué sucedió para que tu madre no pudiese quedarse. Esta meditación te encamina a reducir la distancia con tu madre y restaurar el vínculo.
Duración: Mujer,38′ / Hombre,38′

Restaurar el vínculo

la-madre
La madre autoritaria

Cuando tú eras niña/o, tu madre era una mujer autoritaria, rígida o exigente. Son madres muy fuertes, que ocupan bastante espacio, un poco invasivas. Madres directivas. No puedes cambiar a tu madre, pero sí que puedes aceptarla y soltar el enfado. La meditación te encamina para liberar emociones reprimidas y acercarte a tu madre desde un nuevo lugar.
Duración: Mujer,35′ / Hombre,35′

Aceptar a la madre

la-madre
La madre enferma

Cuando tú eras niña/o, durante un período, tu madre sufrió una enfermedad física o mental que la impedía hacer sus tareas. Pasaba ratos en la cama, o ausente física o emocionalmente. A veces solo estuvo enferma un período de tiempo determinado, pero fue un hecho de peso y afectó a toda la familia. La meditación te encamina para acercarte a tu madre desde un nuevo lugar.
Duración: Mujer,38′ / Hombre,39′

Respetar a la madre

la-madre
La madre fallecida en tu edad adulta

Tu madre ha fallecido recientemente, siendo tú bastante joven o cuando ya eres una persona adulta. Si la madre fallece pronto, a menudo no ha habido tiempo para reconciliarse con ella y expresar el amor. Parece que algo queda a medias. Esta meditación da un espacio para el reencuentro y la reconciliación.
Duración: Mujer,27′ / Hombre,26′

Tomar a la madre

la-madre
La madre fallecida en tu edad infantil

Cuando tú eras niña/o o adolescente tu madre falleció tempranamente. Encontrar a la madre real, reconocerla y ver que vive dentro de ti, son algunas de las claves de esta meditación. Recibe todo el amor y la fuerza de tu madre para impulsarte hacia la vida. Una meditación muy cuidada. Además tendrás espacio para ver a tus padres juntos.
Duración: Mujer,28′ / Hombre,29′

Tomar a la madre

la-madre
La madre infantil

Cuando tú eras niña/o, tu madre era una mujer infantil o excesivamente protectora. Esta madre a veces parece pequeña y trata siempre a sus hijos como niños. Estas madres viven y se desviven por sus hijos. Son invasivas. También pueden ser histéricas o muy dramáticas. No puedes cambiar a tu madre, pero sí que puedes aceptarla y poner límites. La meditación te encamina para liberar emociones reprimidas y acercarte a tu madre desde un nuevo lugar.
Duración: Mujer,34′ / Hombre,28′

Aceptar a la madre

la-madre
La madre sana

Esta meditación es únicamente para personas que ya han hecho un trabajo terapéutico con la madre y se sienten completamente a gusto y reconciliados con ella. En este caso, puedes dar un paso más y hacer esta meditación muy amorosa para abrazar a la madre en todo su esplendor. ¡Amor y plenitud para tu alma!
Duración: Mujer,26′ / Hombre,26′

Llenarte de madre

la-madre
Sanar la energía femenina

Eres o te sientes una mujer. En el pasado las mujeres perdieron su dignidad y su valía, y fueron renegadas a un segundo lugar en la sociedad, sufriendo abuso y humillación. La mujer carga con esta herida. Es esencial sanar la energía femenina y la manera es a través del amor y unión de todas las mujeres de tu árbol genealógico. Un viaje hacia tu riqueza interior. ¡Siéntete bendecida!
Duración: 37′

Sanar la herida

la-energia-femenina-y-masculina
Sanar la energía masculina

Eres o te sientes un hombre. En el pasado los hombres tenían prohibido sentir sus emociones, viéndose obligados a reprimirlas y a asumir un papel activo y agresivo en la sociedad. El hombre carga con esta herida. Es esencial sanar la energía masculina y a la manera es a través del amor y la unión de todos los hombres de tu árbol genealógico. Un viaje hacia tu fuerza interior. ¡Siéntete libre para abrir tu corazón!
Duración: 29′

Sanar la herida

la-energia-femenina-y-masculina
Tienes buena relación con la expareja

Tienes buena relación con tu expareja. Cada vez más personas tienen buena relación con la expareja. Es excelente tener un vínculo sano con esta persona que ha sido tan importante en tu vida. En esta meditación fortaleces el vínculo y al mismo tiempo te permite soltar completamente a la otra persona, a pesar del dolor que esto supone. Y de esta forma abrirte a lo nuevo.
Duración: 31′

Fortalecer el vínculo

exparejas
Tienes mala relación con la expareja

Tienes mala relación con tu expareja. Hay muchas maneras para evitar sentir el gran dolor que genera una ruptura y para no tomar la responsabilidad correspondiente en una separación. La meditación te ayuda a asumir tu parte y a soltar. De lo contrario puedes estar atrapado en esta expareja por muchos años. Imprescindible de hacer cuando hay hijos de por medio.
Duración: Con hijos,34′ / Sin hijos,31′

Aceptar el dolor

exparejas
Abuela materna fallecida tempranamente

Tu abuela materna falleció cuando tu madre era una niña, adolescente o una mujer muy joven. Esta meditación te permite ver a tu madre de niña con sus padres. Conectar con imágenes internas del pasado para integrar el dolor de la pérdida de la abuela. Lo más difícil para un hijo es ver a su madre triste y dejar el dolor con ella. Esta es la manera para que el amor fluya de nuevo.
Duración: 34′

Restaurar el vínculo

los-abuelos-maternos
Abuela paterna fallecida tempranamente

Tu abuela paterna falleció cuando tu padre era un niño, adolescente o un hombre muy joven. Esta meditación te permite ver a tu padre de niño con sus padres. Conectar con imágenes internas del pasado para integrar el dolor de la pérdida de la abuela. Lo más difícil para un hijo es ver a su padre triste y dejar el dolor con él. Esta es la única manera para que el amor fluya de nuevo.
Duración: 36′

Restaurar el vínculo

los-abuelos-paternos
Abuelo materno fallecido tempranamente

Tu abuelo materno falleció cuando tu madre era una niña, adolescente o una mujer muy joven. Esta meditación te permite ver a tu madre de niña con sus padres. Conectar con imágenes internas del pasado para integrar el dolor de la pérdida del abuelo. Lo más difícil para un hijo es ver a su madre triste y dejar el dolor con ella. Esta es la manera para que el amor fluya de nuevo.
Duración: 34′

Restaurar el vínculo

los-abuelos-maternos
Abuelo paterno fallecido tempranamente

Tu abuelo paterno falleció cuando tu padre era un niño, adolescente o un hombre muy joven. Esta meditación te permite ver a tu padre de niño con sus padres. Conectar con imágenes internas del pasado para integrar el dolor de la pérdida del abuelo. Lo más difícil para un hijo es ver a su padre triste y dejar el dolor con él. Esta es la única manera para que el amor fluya de nuevo.
Duración: 36′

Restaurar el vínculo

los-abuelos-paternos
Apego a los hijos

Tienes hijos y te sientes muy unido/a por ellos. Tus hijos son lo más importante en tu vida. Una mirada excesiva hacia los hijos genera dificultades en los hijos y en la relación. En los hijos se manifiestan todos los asuntos pendientes que tú tengas del pasado. La meditación te encamina a buscar el origen sistémico y te permite resolver lo necesario en el pasado. Así podrás sentir más paz con tu hijo.
Duración: 29′

Dejar tranquilos a los hijos

los-hijos
Apego o dependencia

Sientes apego o dependencia emocional de tu pareja actual de la que te quieres separar. A veces algunas personas delante de la pareja se convierten en niños que piden amor o atención a la pareja. El origen de esta dificultad se encuentra habitualmente en los padres. La meditación te permite ir hacia los padres y solventar lo que tengas pendiente con ellos, para después volver a la pareja con nuevas fuerzas. Sería recomendable hacer las meditaciones de los padres también.
Duración: 34′

Tomar a los padres

la-pareja
Cerrar con las exparejas

Has tenido una o más relaciones en el pasado. A menudo se guardan rencores, enfados y otras molestias con las exparejas. Estas ataduras dificultan tu movimiento en la vida y poder mantener una relación de pareja sana en el presente. Hacer un buen cierre con cada una de tus exparejas, agradeciendo lo bueno y haciéndote cargo de lo malo, es la única solución para caminar más ligero hacia el futuro y realmente abrir tu corazón al amor.
Duración: 30′

Soltar el rencor

exparejas
Conoces a alguien enfermo

Conoces a alguien enfermo. Puede ser un amigo o un familiar no cercano. A menudo sufres de más y te quedas enganchado a historias dolorosas de otros. Aunque te parezca difícil las personas enfermas son capaces de asumir su experiencia con dignidad. La meditación te encamina a mirar a alguien enfermo con respeto, darle su espacio y dejar el dolor con él. Abriéndote para acompañar desde el amor y la templanza.
Duración: 24′

Transitar un dolor

sintomas-y-enfermedad
Desigualdad en la pareja

Te sientes inferior en tu relación de pareja. Sientes que eres menos. El equilibrio entre el dar y el tomar en la pareja es esencial para que no se produzcan deudas o limitaciones, y te sientas peor que el otro. El origen de estas dificultades está habitualmente en los padres. La meditación te permite mirar sistémicamente el origen del problema para poder volver hacia la pareja más fuerte y confiado.
Duración: 31′

Tomar a los padres

la-pareja
Dificultad para tener/ser pareja

No tienes pareja ahora y sientes que asuntos del pasado pueden estar dificultando que te llegue una buena pareja. La meditación te permite explorar sistémicamente en tu familia y ver qué aspectos inconscientes pueden estar bloqueando tu camino. Reconocer lo difícil entre los hombres y las mujeres de tu árbol genealógico es la clave para avanzar hacia una pareja y abrir tu corazón al amor.
Duración: 34′

Abrirte camino al amor

la-pareja
Distancia en la pareja

Sientes que desde hace un tiempo hay distancia entre tú y tu pareja. A veces sucede un hecho que ocasiona la separación u otras veces es el desgaste de la relación. A menudo no se quieren mirar los fallos y se continúa la relación por rutina. La meditación te permite poner atención a tu relación de pareja y a las emociones que te ocupan en este momento. Dar un espacio a todo esto es la manera para salir del bloqueo y avanzar.
Duración: 25′

Mirar y aceptar

la-pareja
Estás pasando por una enfermedad

Estás pasando por una enfermedad. El cuerpo es una caja de resonancia que te habla sobre aspectos inconscientes de tu árbol genealógico. Todo aquello que no mires de tu vida y todo aquello del pasado que quedó pendiente se manifestará a través de síntomas y enfermedades hasta que lo atiendas. La meditación permite mirar sistémicamente el origen del desequilibrio y encaminarte hacia la sanación y la paz.
Duración: 39′

Soltar un rencor

sintomas-y-enfermedad
Exparejas de tu padre

Sabes o sospechas que tu padre tuvo otro/s amor/es, antes, durante o después de tu madre. A menudo estas historias se esconden o están mal vistas. Ver a tu padre con otras mujeres, ver a quién entregó parte de su corazón, te permite verlo más completo. Y de este modo, trascender posibles patrones repetitivos en tus relaciones de pareja.
Duración: 28′

,

Respetar su pasado

el-padre exparejas
Exparejas de tu madre

Sabes o sospechas que tu madre tuvo otro/s amor/es, antes, durante o después de tu padre. A menudo estas historias se esconden o están mal vistas. Ver a tu madre con otros hombres, ver a quién entregó parte de su corazón, te permite verla más completa. Y de este modo, trascender posibles patrones repetitivos en tus relaciones de pareja.
Duración: 27′

,

Respetar su pasado

exparejas la-madre
Fuiste adoptado legalmente

Fuiste adoptado legalmente por tus padres. A veces las personas adoptadas albergan emociones contradictorias internas. Es bueno sentir y mirar esas oposiciones, y es necesario para ti reconocer que tienes dos padres y dos madres. Y que fueron tus padres biológicos los que te dieron la vida. La meditación te permite poner en orden los dos sistemas familiares y reconciliarte con las propias raíces.
Duración: 31′

Reconciliarse con las raíces

la-adopcion
Hechos de guerra

Tus abuelos o bisabuelos quizás vivieron una guerra. No es difícil saltar atrás tres generaciones y encontrar hechos de guerra en el árbol genealógico. Quizás no se participó activamente pero la guerra alcanza a todos. En un mundo dividido la guerra es un reflejo de nuestro conflicto interno. Es obligado para todos mirar a los bandos que hay en toda guerra, trascender juicios y abrazar a buenos y malos en tu corazón. Un proceso profundo y conmovedor.
Duración: 36′

,

Terminar con la separación

hechos-de-guerra los-bisabuelos
Hermano fallecidos al nacer o abortados

Sabes que tu madre o tu padre tuvieron un aborto o tuvieron un hijo que murió al cabo de poco. Estos hechos a menudo son silenciados, creando todo tipo de implicaciones. La meditación te permite ver a estos hermanos no nacidos, reconocerlos como hermanos y respetar su destino, aportando paz a tu vida. Y lo más delicado es aceptar el dolor de los padres y dejarlo con ellos.
Duración: 33′

Restaurar el vínculo

los-hermanos
Hermano fallecidos en tu edad adulta

Tuviste un hermano/a que falleció en tu adultez. El vínculo y las implicaciones entre los hermanos son tan fuertes que es imprescindible mirar este hecho y darle un buen lugar en tu corazón. La meditación crea el espacio para ello, aceptar el destino del hermano y dejarlo ir en su camino. Y lo más delicado es aceptar el dolor de los padres y dejarlo con ellos.
Duración: 32′

Dejar ir

los-hermanos
Hermano fallecidos en tu edad infantil

Tuviste un hermano/a que falleció cuando tú eras un niño o adolescente. Esta es una experiencia dolorosa para toda la familia. A menudo, faltan herramientas para hacer un buen proceso. La meditación te permite un reencuentro con tu hermano fallecido, restableciendo el vínculo amoroso entre vosotros. Y lo más delicado es aceptar el dolor de los padres y dejarlo con ellos.
Duración: 33′

Restaurar el vínculo

los-hermanos
Hermanos con (dis)capacidades

Tienes un hermano/a que tiene una discapacidad que le acompaña en su día a día. El vínculo y las implicaciones entre los hermanos son tan fuertes que a menudo todos los hermanos cargan con un peso cuando uno de ellos pasa por dificultades. Es difícil ver sufrir a aquellos que amas y has visto crecer. La meditación te ayuda a soltar, aceptar y rendirte frente a lo doloroso de la vida.
Duración: 29′

Aceptar el destino

los-hermanos
Hermanos con enfermedades o desequilibrios

Tienes un hermano/a que tiene una enfermedad crónica o una dificultad mental que le acompaña en su día a día. El vínculo y las implicaciones entre los hermanos son tan fuertes que a menudo todos los hermanos cargan con un peso cuando uno de ellos pasa por dificultades. Es difícil ver sufrir a aquellos que amas y has visto crecer. La meditación te ayuda a soltar, aceptar y rendirte frente a lo doloroso de la vida.
Duración: 28′

Aceptar el destino

los-hermanos
Hermanos con los que no te hablas

Tienes un hermano/a con el que no te hablas y te gustaría sentir más paz respecto a este asunto. Con los hermanos se tiene muchas implicaciones sistémicas sin saberlo. La meditación te permite explorar en la familia y comprender que os ha podido llevar a esta situación de separación. Hacer las paces con el pasado es el camino para darle un buen lugar en tu corazón a tu hermano, más allá de si la relación vuelve a retomarse.
Duración: 31′

Incluir a tus hermanos

los-hermanos
Hermanos con los que no te llevas bien

Quieres mejorar la relación con tu hermano/a. Con los hermanos hay muchas implicaciones sistémicas de las cuáles no eres consciente. La meditación te ayuda a poner claridad sobre vuestra dinámica relacional. El objetivo es aceptar al hermano como es y respetar su vida haga lo que haga con ella. Lo que se sana es el vínculo, aunque la relación sea más o menos cercana.
Duración: 35′

Aceptar a tu hermano/a

los-hermanos
Hermanos con los que te llevas bien

Quieres fortalecer y sentir más conexión con tu hermano/a. Con los hermanos hay una gran unión. Esta es probablemente la relación no elegida más larga de tu vida, desde la niñez hasta la vejez. Aceptar y respetar que tu hermano/a tiene su propia vida y la vive a su manera es la clave para tener una relación estable y un vínculo sano. Y a medida que pasan los años, el amor crece entre los hermanos.
Duración: 25′

Fortalecer el vínculo

los-hermanos
Hermanos con una enfermedad grave

Tienes un hermano/a que está pasando por una enfermedad grave. El vínculo y las implicaciones entre los hermanos son tan fuertes que a menudo todos los hermanos cargan con un peso cuando uno de ellos pasa por una enfermedad. Es difícil ver sufrir a aquellos que amas y has visto crecer. La meditación te ayuda a soltar, aceptar y rendirte frente a lo doloroso de la vida.
Duración: 26′

Aceptar el destino

los-hermanos
Hermanos confrontados o separados por la herencia

Vas a recibir una herencia o la recibiste hace tiempo y la relación con tus hermanos empeoró. La meditación te pone en paz con tus padres y en cierta medida con tus hermanos. Y te permite ampliar la visión sobre la dinámica relacional de los hermanos. En el caso de que te pelees con un hermano y desees buscar el origen sistémico del conflicto, elige mejor la meditación “Hermanos con los que no te llevas bien.”
Duración: 26′

Aceptar lo recibido de tus padres

los-hermanos
Hermanos de útero

Sabes o sospechas que tuviste un hermano/a que falleció mientras estabais juntos en el útero. El vínculo entre hermanos es muy fuerte y dicen que entre gemelos o mellizos más. Si además, le sumamos el hecho de que este gemelo muriese mientras estabais juntos en el útero de mamá, la conexión es todavía más fuerte. Es emocionante y hermoso encontrar a este hermano y darle el lugar que se merece en tu corazón.
Duración: 30′

,

Encontrar a tu gemelo

el-aborto los-hermanos
Hermanos solo de padre o de madre

Sabes que tienes unos hermanos de padre o madre, pero no los conoces o no tienes casi relación con ellos. Si tienes una relación normal entonces escoge otra meditación. A menudo, en el pasado, los hijos de otras parejas de tus padres eran rechazados u ocultados. Es imprescindible poner consciencia y conocimiento sobre estos hechos del pasado. E incluir a estas personas en tu corazón.
Duración: 31′

Incluir a tus hermanos

los-hermanos
Hijos adultos con enfermedades

Tienes un hijo adulto que está pasando por una enfermedad grave. Esta es la fuerza más grande que puede visitar a unos padres, cuando un hijo cae enfermo durante un largo período de tiempo. La meditación te permite mirar tus emociones y atravesar el dolor. Aceptar lo difícil y fortalecer el amor con tu hijo y toda la familia.
Duración: 26′

Aceptar el destino

los-hijos
Hijos adultos con los que no te hablas

Tienes un hijo/s con el que no te hablas desde hace años. La vida es larga y a veces nos lleva a la separación. Perdiste el contacto con un hijo y no sabes cómo recuperarlo. Lo más importante es restaurar el vínculo con tu hijo, más allá de si es posible o no una relación. La meditación crea el espacio para un reencuentro, revisar los sentimientos y abre el camino para llegar a la paz con esta experiencia.
Duración: 27′

Restaurar el vínculo

Agotado
los-hijos
Hijos fallecidos al nacer

Perdiste un hijo poco después de su nacimiento o al final del embarazo. Esta es una de las experiencias más dolorosas que puede vivir una pareja. Mirar a este hijo, darle un buen lugar en tu corazón y dejarlo ir son las claves para volver a ir hacia la vida con fuerzas. Este es uno de los ángeles más bellos que te acompañan. La meditación te encamina hacia la paz en tu corazón.
Duración: 28′

Rendirse a la vida

los-hijos
Hijos fallecidos en la adultez

Perdiste un hijo cuando ya era adulto. Esta es una de las experiencias más dolorosas que puede vivir un padre o una madre. Mirar a este hijo, darle un buen lugar en tu corazón, agradecer el tiempo compartido y dejarlo ir son las claves para volver a ir hacia la vida con fuerzas. Este es uno de los ángeles más bellos que te acompañan.
Duración: 28′

Rendirse a la vida

los-hijos
Hijos fallecidos en la infancia

Perdiste un hijo en su tierna infancia. Esta es una de las experiencias más dolorosas que puede vivir una pareja. Mirar a este hijo, darle un buen lugar en tu corazón, agradecer el tiempo compartido y dejarlo ir son las claves para volver a ir hacia la vida con fuerzas. Este es uno de los ángeles más bellos que te acompañan.
Duración: 29′

Rendirse a la vida

los-hijos
Hijos pequeños con enfermedades

Tienes un hijo pequeño que está pasando por una enfermedad grave. Esta es la fuerza más grande que puede visitar a unos padres, cuando un hijo cae enfermo durante un largo período de tiempo. La meditación te permite mirar tus emociones y atravesar el dolor. Aceptar lo difícil y fortalecer el amor con tu hijo y toda la familia. También, podrás explorar el origen sistémico de esta experiencia.
Duración: 41′

Aceptar el destino

los-hijos
Hijos únicos, muy deseados

Tiene solo un hijo y te sientes muy unido/a a él/ella. Tu hijo/a es lo más importante en tu vida. Una mirada excesiva hacia el hijo genera dificultades en el hijo y en la relación. En el hijo se manifiestan todos los asuntos pendientes que tú tengas del pasado. La meditación te ayuda a buscar el origen sistémico y te permite resolver lo necesario en el pasado. Así podrás sentir más paz con tu hijo.
Duración: 29′

Dejar tranquilo al hijo

los-hijos
Infidelidad en la pareja

Tienes más de una pareja al mismo tiempo o cuando estás en una relación aparece una tercera persona. O te cuesta mucho mantener una relación sin tener un amante. Esta meditación no es para una infidelidad puntual. La meditación te permite mirar sistémicamente el origen de la dificultad. Saber porque haces lo que haces, te libera. Te permite estar en paz contigo. Y abre el camino para tomar decisiones más conscientes.
Duración: 36′

Estar en paz contigo

la-pareja
La pareja sana

Tienes una pareja hace tiempo y habéis cultivado una buena relación. A menudo cuando la relación de pareja funciona bien, a causa de las rutinas y el ritmo del día a día, te olvidas de celebrar que compartes tu vida con esa persona especial que está a tu lado. Esta meditación da el espacio para que la pareja vuelva a mirarse y conecte profundamente con la gratitud y el amor de su proyecto de vida conjunto.
Duración: 22′

Fortalecer el vínculo

la-pareja
Los abuelos maternos

Quieres ver y comprender la relación de tu madre con sus padres. Esta es la clave para entender el corazón de tu mamá y poder sanar el vínculo, abriendo tu corazón al amor. Las imágenes del pasado pueden ser un peso o una liberación. Se trata de mirar, integrar y aceptar los hechos del pasado, fueran cuales fueran. Tu madre sólo pudo darte aquello que recibió de sus padres.
Duración: 38′

Mirar a los abuelos maternos

los-abuelos-maternos
Los abuelos paternos

Quieres ver y comprender la relación de tu padre con sus padres. Esta es la clave para entender el corazón de tu papá y poder sanar el vínculo, abriendo tu corazón al amor. Las imágenes del pasado pueden ser un peso o una liberación. Se trata de mirar, integrar y aceptar los hechos del pasado, fueran cuales fueran. Tu padre sólo pudo darte aquello que recibió de sus padres.
Duración: 39′

Mirar a los abuelos paternos

los-abuelos-paternos
Los bisabuelos

Deseas mirar a todos tus ancestros para conectar con la fuerza de la vida. Tus antepasados te miran desde el cielo y te llenan de energía, guiándote, protegiéndote e impulsándote hacia la vida. Siente el apoyo y ríndete frente a la grandeza de esta vida que nos lleva a todos.
Duración: 45′

,

Recibir la fuerza de los ancestros

hechos-de-guerra los-bisabuelos
Los hermanos que nunca tuviste

No tuviste hermanos o no tienes hermanos vivos (abortos o hermano que falleció pronto). En el imaginario del niño siempre está la idea de tener un hermanito. A veces esto no sucede nunca y esa energía queda estancada o perdida en algún lugar. La meditación crea un espacio para recuperar esos fragmentos de ti, de aquello que no llego a expresarse. Y así, sentir la conexión con todo tu ser y darle a esta vivencia un buen lugar en tu corazón. ¡Pura magia!
Duración: 21′

,

Reintegrar una parte perdida

el-aborto los-hermanos
Los hijos de tu pareja

Tienes una pareja que tiene hijos de una anterior relación. Es relativamente fácil saber cuál es el lugar a ocupar en la relaciones cuando hay familias reconstituidas. Lo importante es conocer los órdenes del amor y de esta forma hay equilibrio. Esta meditación te da las claves para que cada persona esté en su lugar y así convivir en armonía.
Duración: 22′

Respetar el orden

los-hijos
Los hijos que nunca tuviste

No tuviste hijos, no tienes hijos vivos (abortos o hijo que falleció pronto) o te gustaría haber tenido más hijos. En el imaginario de una persona a lo largo de la vida nos hacemos la pregunta de si seremos padres. A veces esto no sucede nunca y esa energía queda estancada o perdida en algún lugar. La meditación crea un espacio para recuperar esos fragmentos de ti, de aquello que no llego a expresarse. Y así, sentir la conexión con todo tu ser y darle a esta vivencia un buen lugar en tu corazón. ¡Pura magia!
Duración: 22′

,

Reintegrar una parte perdida

el-aborto los-hijos
Los padres de él/ella

Tienes unos suegros y te llevas mejor o peor con ellos. Cuando se encuentran dos personas, se encuentran dos familias o sistemas. A menudo, existe la creencia de que tu familia es mejor que la de tu pareja. Esta es una forma de colocarse por encima del otro. La meditación te permite aceptar a tu pareja con todo lo que trae y poner orden en los diferentes sistemas de los que formas parte.
Duración: 26′

Aceptar a su familia

la-pareja
Nunca has tenido pareja

Nunca has tenido una pareja estable. En este caso es casi seguro que asuntos del pasado están dificultando que te llegue una pareja. La meditación te permite explorar sistémicamente en tu familia y ver qué aspectos inconscientes pueden estar bloqueando tu camino. Reconocer algo doloroso, aceptarlo y rendirte frente a ello es la clave para avanzar hacia una pareja y abrir tu corazón al amor.
Duración: 34′

Abrirte camino al amor

la-pareja
Pareja enferma

Estás en una relación de pareja con una persona que está pasando por una enfermedad importante. Esta es la fuerza más grande que puede visitar a una pareja, el momento en que uno de los dos queda enfermo durante un largo período de tiempo. La meditación te permite mirar tus emociones y mirar el dolor. Aceptar lo difícil y de este modo fortalecer el amor con tu pareja.
Duración: 23′

Aceptar el destino

la-pareja
Pareja fallecida

Tu pareja falleció hace poco o ya hace años. Esta meditación está enfocada para parejas jóvenes o maduras, no tanto para parejas ancianas, donde que uno de los dos muera es algo más natural. La meditación te da un espacio para el reencuentro, para agradecer lo compartido y para terminar de cerrar. Dejar ir al ser amado y llevarlo para siempre en el corazón.
Duración: 25′

Dejar ir

la-pareja
Ruptura de pareja

Sientes que tu relación de pareja está llegando a su fin o sientes que ya está terminada pero te está resultando difícil hacer los pasos para completar el proceso de ruptura. Esta meditación te ayuda a completar el cierre de una manera sana y constructiva. Mirar las emociones y tomar tu responsabilidad en lo sucedido. Sólo es posible crecer y madurar cuando se asume la pérdida y el dolor que conlleva.
Duración: 31′

Transitar el dolor

la-pareja
Sois una pareja que adoptó un hijo

Sois una pareja que habéis adoptado un hijo. No importa que haya sido recientemente o hace muchos años. A menudo los padres adoptivos rechazan a los padres biológicos. Reconocer al hijo adoptivo es verlo con todo, con sus raíces y también ver e incluir a sus padres biológicos. La meditación permite poner en orden los dos sistemas familiares y devolver al hijo adoptado toda la dignidad.
Duración: 22′

Incluir los orígenes

la-adopcion
Tienes un hermano adoptado

Tienes un hermano adoptado. Reconocer a un hermano es poder verlo completamente. Es mucho más fácil tener una buena relación y establecer un vínculo sano con un hermano adoptado si eres capaz de reconocer sus orígenes y sus padres biológicos. Mirar con respeto y abrir el corazón. La meditación propone este camino y devolver toda la dignidad a tu hermano adoptado.
Duración: 21′

,

Incluir los orígenes

la-adopcion los-hermanos
Tienes un hermano adoptado y tú también

Tienes un hermano adoptado y tú también eres adoptado. Reconocer a un hermano es poder verlo completamente. Es mucho más fácil tener una buena relación y establecer un vínculo sano con un hermano adoptado si eres capaz de reconocer sus orígenes y sus padres biológicos. Mirar con respeto y abrir el corazón. Además, tu hermano y tú compartís una misma historia. La meditación propone este camino.
Duración: 23′

,

Incluir los orígenes

la-adopcion los-hermanos
Tienes un síntoma

Tienes un síntoma o dolor que te acompaña a veces o algunas temporadas de tu vida. El cuerpo es una caja de resonancia que te habla sobre aspectos inconscientes de tu árbol genealógico. Todo aquello que no mires de tu vida y todo aquello del pasado que quedó pendiente se manifestará a través de síntomas y enfermedades hasta que lo atiendas. La meditación permite mirar sistémicamente el origen del desequilibrio y encaminarte hacia la sanación y la paz.
Duración: 37′

Transitar un dolor

sintomas-y-enfermedad

“Para mí la Tienda es un lugar íntimo. Quiero que te sientas seguro. He puesto mi amor y respeto en la redacción de este contenido. Aquí es dónde empiezas tu proceso, eligiendo con calma y honestidad.

He sido lo más cuidadosa posible en el uso de las palabras, siempre buscando que te ayuden a lograr una buena elección. Para algunas categorías como La Madre o El Padre he usado algunas palabras que juzgan que espero que haciendo tu proceso personal puedas transformar y trascender. Esta era la forma más fácil de hacerlo.”

Mis cariños,
Beatriz